jueves, 15 de febrero de 2018

Beteta y sus siete Aldeas.



En Beteta y Cañamares tenia heredades los Carrillo de Albornoz.

Alonso Carrillo de Albornoz Acuña nació el año 1410, fue obispo de Sigüenza desde 1436 y arzobispo de Toledo desde 1446 hasta su muerte,  privado de Enrique IV de Castilla, hijo de Juan II. Hermano del duque de Huete


Hijo de TERESA CARRILLO DE ALBORNOZ.
Señora de Paredes, Portilla y Valtablado del Río y de LOPE VÁZQUEZ DE ACUÑA, I señor de Buendía y Azañón, Ricohombre de Castilla. 

Beteta y sus siete Aldeas: de las de Cañamares: Portilla, Valdecabras, las Majadas, Ocentejo  y Valtablado del Rio. 

Aldeas de Beteta, El Tobar, La Cueva del Hierro, Valsalobre, Masegosa, Lagunaseca, Santa Maria del Val, Valtablado, junto además de Pinilla y Durón.



Pinilla se despuebla en el siglo XVII. 

En las inmediaciones de Beteta está Solán de Cabras. Sus aguas manan en el fondo de una hoz del río Cuervo y el torrente Chorrontón.

Casas de los Acuña en la ciudad de Cuenca.

Los Acuña dispusieron de varios inmuebles en el recinto urbano de laciudad de Cuenca. 

Pedro de Barrientos, vecino y regidor de Cuenca, en virtud del poder especial de Lope Vázquez de Acuña, duque de Huete, guarda mayor de Huete, pidió licencia al deán, Francisco Hurtado de Mendoza, y al cabildo de la Iglesia de Cuenca —los venerables y circunspectos señores arcedianos de Cuenca y Alarcón, el abad del monasterio de Monsalud y Santiago y el tesorero, Gonzalo de Barrientos— para vender unas casas que tenía de ellos el mencionado Lope Vázquez de Acuña —heredadas del noble caballero  Lope Vázquez de Acuña y de doña Teresa Carrillo, su padre y madre— en el barrio conquense de San Pedro y que llegaban hasta San Juan. 

Y las principales casas que dicen del Cardenal. 

También tenía Lope Vázquez de Acuña otras tres casas frente a las principales.

Quería vender a Ana Candulario —hija de Teresa de la Torre y de Micer Condulmario, su tutor, de dos años— y a su tutor en 102.000 mrs. por si las quería el cabildo de la catedral de Cuenca o si no, traspasarlas y venderlas a quien quisiera y por el precio que se conviniera. 

La venta de las casas del cardenal de San Estacio y las otras adyacentes se ordenó el 31 de diciembre de 1483. 193 Fortaleza de Castillejo, 13 diciembre 1482, RAH, Salazar y Castro, D-13, fol. 334r y M-95, fol. 227v. 

Entre los testigos figuraban Alfonso del Hierro, Pedro de Baeza y Juan de Valdeolivas, criados de Lope Vázquez de Acuña. Alfonso Carrillo dio su consentimiento a la venta y cedía cualquier recurso que a las casas les pudiera competer por estar hipotecadas a la dote de doña María de Mendoza, mujer del duque de Huete. 

Pedro Carrillo de Albornoz. Titular del Mayorazgo Albornoz. Sobrino segundo del duque de HUETE Y SOBRINO NIETO DEL PRIMER MARQUéS DE SANTILLANA

Gómez Carrillo de Albornoz llamado el Feo deja el mayorazgo que había heredado de su prima segunda María de Albornoz a su primogénito Juan de Albornoz en 1457.  El Feo era hijo de un primo hermano de la madre de Gómez Carrillo de Albornoz llamado el Feo llamado Juan de Albornoz, padre de María de Albornoz, Señor de Albornoz y  del Infantado de Huete. Testó en 1389.

Hermana de Maria es Beatriz de Albornoz "la Ricahembra",  Señora Albornoz, del Infantado, Moya, Utiel, Requena, Torralba, Beteta, y de seis villas del marquesado de Cañete que aporta al marquesado. Casó con Diego Hurtado de Mendoza, Señor de Cañete. Padres de Luis Hurtado de Mendoza, que falleció sin sucesión de su matrimonio con Teresa de Toledo. Pasa el Mayorazgo de Albornoz a el Feo.

Lleva en dote Beatríz en tierras de la serranía de Cuenca la villa de Uña junto con las de Tragacete, Valdemeca, Poyatos, Cañada del Hoyo y la Casa del Cardenal en la ciudad de Cuenca, asi como las heredades de Valera de Arriba y Valera de Abajo y las de Ballesteros y Moya.

Torralba y Beteta y su tierra con sus fortalezas, Albornoz y la casa de Ribagorda—, con los mismos vínculos, a su hijo mayor Juan de Albornoz y a sus herederos, en 1457. 


Y también es para Juan  todo lo que heredó de sus padres, la villa de Ocentejo con su castillo el lugar de El Sabinar, la mitad de Cañamares, la mitad de la casa y las heredades de Alcantud, la mitad de todas las heredades que tenía en tierra de Cuenca, la villa de Paredes con su término y justicia civil y criminal, con todos los pechos, derechos y rentas, así de pan como de vino y de maravedís, y otras cosas que tenía en la villa, con el batán y el molino de Barajas-luego Barajas de Melo-, y la casa y solar de la ciudad de Huete.


Y si no, que lo heredara su hijo Pedro Carrillo, o su hija doña Leonor y su hijo primero, tomando sus armas y apellidos; si no, cualquiera de los hijos de Fernando Velasco y de su hermana doña Leonor Lara; si no, cualquiera de los hijos de su primo-primo hermano - Pedro de Acuña, o -su primo hermano también-  Gómez Carrillo de Acuña; si no, los hijos legítimos de Lope de Acuña- el que será duque de Huete y hermano de Pedro y Gómez- de Acuña-; finalmente, que lo tuviera el pariente más cercano por línea masculina. 

A su hijo segundogénito legítimo, Pedro Carrillo, le dejaba las heredades de Navahermosa, el Aldehuela, Gascueña, Albendea, Arandilla y Vellisca, para que con ellas pudiera asentar su vivienda en la ciudad de Huete. Y para mayor honra, rogaba a su hijo Juan de Albornoz que le diera la villa de Paredes, las casas de Huete y el batán y el molino de Barajas. Mientras, Cañamares y Llanas, que las tuvo por la dote y las arras de su mujer, quedarían para Juan de Albornoz, a quien mejoraba la tercera parte. 

Por último, una herencia que tuvo del marqués de Santillana por una heredad de su madre doña Leonor de la Vega  y de su tío Gonzalo Ruiz de la Vega- hermano de Teresa de la Vega y del marqués de Santillana-, se repartiría equitativamente entre sus hijos Juan de Albornoz, Pedro Carrillo, doña Leonor, Álvaro Carrillo, Íñigo y Micer Gómez y Alfonso Carrillo.


Un acontecimiento harto desagradable para él venia al mismo tiempo á sacarle de sus estados: su madre doña Leonor de la Vega, que en avanzada edad acudía con varonil aliento á defender la herencia de sus mayores en las Merindades de Santillana, hasta apelar á la fuerza de las armas w, habia adolecido en Valladolid, dando pocas esperanzas de vida. Agravábasele por momentos la enfermedad, y noticioso Iñigo del peligro en que estaba, corría á su lado con sin igual presteza, para recoger sus últimos suspiros. Aquella madre solícita y cariñosa, cuya existencia se había consagrado enteramente á labrar la felicidad de sus hijos, rodeada de estos en el lecho del dolor, y convencida de la generosidad de los sentimientos que los animaban , declaraba en 14 de agosto de 1432 su última voluntad, instituyendo á Iñigo López de Mendoza señor délaVega y dándole poder con sus hermanos doña Elvira y Gonzalo Ruiz, para que dispusiesen entre sí de los bienes libres. Al día siguiente expiraba aquella noble señora, llevando tras sí las bendiciones de los hijos del almirante; y poco tiempo después designaban estos unánimes á cuyo voto se adherían Gómez Carrillo de Albornoz y doña Leonor Laso, hijos de doña Teresa que solo era digno de aquella mejora el nuevo señor de la Vega.


DON IÑIGO LÓPEZ DE MENDOZA, 
MARQUES DE SANTILLANA, 
AHORA POR VEZ PRIMERA COMPILADAS DE LOS CÓDICES ORIGINALES,
ILUSTRADAS CON LA VIDA DEL AUTOR , NOTAS Y COMENTARIOS 
DON JOSÉ AMADOR DE LOS RÍOS. Biografía, notas y comentarios en cuatro volúmenes, que termina de publicar en 1855.

Pedro Carrillo de Albornoz, de las Casa de los Señores de Albornoz por linea de mujer, protagoniza entre 1479 y 1490 usurpaciones de tierras y fortalezas en lugares del Sexmo de la Sierra en la Tierra del Alfoz de la Ciudad de Cuenca. Muere en 1493.

Pedro Carrillo de Albornoz fue como su hermano Juan, su padre y su abuelo Alcalde mayor de los hijosdalgo de Castilla.

Pedro Carrillo mató a su hermano Juan de Albornoz porque le halló arrastrando de los cabellos a su madre que era hija del primer conde de Alba.

Casa con su prima segunda Mencía de Mendoza, hermana del segundo conde de Tendilla y marqués de Mondéjar, y nieta del marqués de Santillana. 

Padres de, 

Luis Carrillo de Albornoz —casado con Inés de Barrientos, hija de Pedro de Barrientos siendo este sobrino o tal vez hijo natural del obispo Barrientos de Cuenca—, sucesor de la casa. En su descendencia continua la posesión de Torralba tras los pleito habidos hasta mediados del siglo XVI.

Isabel de Mendoza —que se unió en matrimonio a Diego de Zúñiga— 

y de

Teresa de Mendoza —que se casó con don Gómez, señor de Pinto— 


PEDRO CARRILLO DE ALBORNOZ.
 Señor de Torralba, Beteta y Ocentejo, Alcalde Mayor de los Hijosdalgo de Castilla. Dio muerte a su hermano Juan por maltratar a su madre, obteniendo el perdón de los Reyes Católicos. Casó con:
 MENCÍA DE MENDOZA, hermana del Conde de Tendilla y Marqués de Mondejar. Padres de:

1.- Luis Carrillo de Albornoz, sigue la línea.


2.- Isabel de Mendoza, casó con Diego de Zúñiga.

3.- Íñigo López Carrillo de Mendoza,  (Íñigo Lopez de Albornoz) Virrey de Cerdeña. Casó con Margarita Manuel, Dama de la Reina Isabel la Católica; hija de Martín Fernández de Tovar, Señor de Cevico y Caracena, y de Leonor de Villena. Padres de:
A.- Gómez Carrillo, Señor de Ocentejo. C/s. 
B.- Teresa Carrillo de Mendoza, (Carrillo de Albornoz) casó con Gómez Dávila, Marqués de Velada. C/s.
4.- Alonso Carrillo de Albornoz, Obispo de Ávila.


Los enfrentamientos internos entre miembros del linaje fueron habituales.  

Álvaro Carrillo había recibido de sus padres  la posesión de unas casas en Huete (en la colación de San Pedro), unos heredamientos de casas, viñas y tierras en los lugares de Navahermosa, El Aldehuela, Gascueña, Arandilla y Albendea, que estaban en término y jurisdicción de Huete. Su hermano Pedro Carrillo, por fuerças de armas e contra su voluntad, por su propia autoridad e syn mandamiento de jues ni alcalde, entró, e tomó e ocupó la villa de Paredes de Huete y los mencionados lugares, usurpando sus frutos y rentas de ocho años a esta parte, estimando que las rentas anuales podían alcanzar las 800 fanegas de pan. Y Pedro Carrillo, no contento dello, pospuesto el temor mío e en menospreçio de la mi justicia [de la reina Isabel], le prendió e le touo preso fasta agora por su propia autoridad. 

Pedro Carrillo, según denunció su hermano Álvaro Carrillo de Albornoz,  al presentar en 1477 ante el Consejo Real una relación acerca del asesinato que Pedro Carrillo cometió hacía once años poco más o menos, al matar  a su hermano Juan de Albornoz en la fortaleza de Torralba, por lo  que no merecía heredar a su padre y a su hermano Juan al que había dado muerte siendo él, Álvaro, el tercero de los hermanos el que tenia derecho a la herencia de sus padres.

Durante el tiempo que Pedro Carrillo estuvo sirviendo a los monarcas en la guerra de Granada —en la defensa de la ciudad de Alhama junto a Íñigo López de Mendoza, conde de Tendilla—, los pleitos que sus hermanos contra él e los suyos traían fueron suspendidos a petición e instancia de Álvaro Carrillo, su hijo. 

Los herederos de Álvaro Carrillo continuaron reclamando sus derechos al mayorazgo familiar casi cien años después, sobre la propiedad del mayorazgo de Carrillo de Albornoz y la hacienda de las villas de Torralba, Beteta y Cañamares.

Ademas Álvaro había declarado como su hermano Pedro lo había mantenido encarcelado en la prisión de Torralba. La prisión que se mencionaba fue ordenada por su hermano Pedro para procurar defender en la dicha fortaleza de Torralua al dicho Alvaro Carrillo su hermano, porque lo procuraua prender el corregidor de Cuenca por provisión real que para ello tenía a pedimiento del marqués de Cañete, por cierto delicto que avía cometido en su villa de la Olmeda de la Cuesta, y para librarlo diciendo que él le tenía preso y le castigaría, por lo que le detuvo en la dicha fortaleza cierto tiempo so color de preso, a la qual fortaleza llamavan comúnmente jaula de hierro por las muchas rexas que tiene, y por que todas sus puertas son de hierro rezadas. Ante la aseveración de que Álvaro Carrillo no veía luz ni cielo, se explicó que el retenido estaba en una sala que tenía ventanas y luz por donde se asomaba y veya cuando quería luz, y cielo, y la villa, y el campo. Incluso un testigo, Lope de Salazar, vecino de Barajas, comentó a determinada pregunta de un interrogatorio, cómo un criado de Álvaro Carrillo le daba algunas cosas que pedía por una ventana de la sala, y que recibía atenciones y estaba enfadado de comer capones, y perdizes, y otros regalos que se le dauan porque engordaua mucho, y procuraua, y pedía que le diesen a comer cosas de menos regalo como las solía comer

Los demandados afirmaron que si agora valen menos lo que llevó de su parte Álvaro Carrillo que lo que Luis Carrillo recibió, es porque los demandantes por su descuido y negligencia, dexaron despoblar las villas de Paredes y Albornoz

Luis Carrillo era regidor del concejo de la ciudad de Cuenca  a comienzos del siglo XVI y desde 1495, presente en el nombramiento de procuradores a Cortes con motivo del casamiento del rey Carlos I, Cuenca, 12 junio 1525. 

El oficio de Alcalde mayor de los fijosdalgo de Castilla  fue desempeñado por distintos señores conquenses a lo largo del siglo XV. Los Carrillo de Albornoz,

Lope Vázquez de Acuña ocupó en 1466 el oficio de alcalde de los fijosdalgo en lugar de Juan de Albornoz, así finado. La quitación anual se elevaba a 18.000 maravedíes.

Pedro Carrillo de Albornoz tuvo buenas relaciones en ciertos momentos con el cabildo de la catedral de Cuenca. Llegó a un acuerdo con el cabildo catedralicio por el que aquel donó 9.600 mrs. de juro situados sobre las alcabalas y tercias de ciertos lugares del obispado para que las distribuyese a los siguientes fines: 1.000 mrs. para la celebración de un aniversario de Enrique IV; 2.000 mrs. para otros dos aniversarios por sus padres; 1.000 mrs. para la conservación de la capilla de los Albornoz de la catedral; y el resto para la dote y fundación de una capellanía en dicha capilla, sobre la que Pedro Carrillo tenía derecho de patronato para poder presentar capellán


Leonor Carrillo de Albornoz, hermana de Juan encontramos que casa con Juan de Alarcón, Señor de Valverde. S/s. También que casa Diego de Alarcón, hijo de Lope de Alarcón.

El testamento de Lope de Alarcón, otorgado en Valverde, a 19 de enero de 1472, declaraba sucesor principal a su hijo Diego de Alarcón, que heredaba el mayorazgo como primogénito la villa de Veguillas de las Truchas, con la casa fuerte y sus heredamientos, las casas y las villas de Valverde y Talayuelas, con todas las praderas, dehesas, molinos, puentes y mesa de Talayuelas, además de todos los otros heredamientos que poseía en ambos términos, con todo su señorío y justicia civil y criminal alta y baja y mero mixto imperio. La villa de Albadalejo quedaba para su hijo Pedro de Alarcón, con la condición de que diera cien mil maravedís para cumplir su ánima, y que si hubiera de venderla o empeñarla lo hiciera a su hermano Diego de Alarcón. 

Tres días después Lope de Alarcón, estando en una cama en su casa e fortaleza, enmendó su testamento para otorgar la villa de Hontecillas —con todos sus montes, pastos y jurisdicción— a su hijo Diego de Alarcón, para que acreçentase en mayor estado, tal y como había prometido en un juramento y pleito homenaje al señor Pedro Carrillo de Albornoz, hermano de doña Leonor Carrillo, su mujer, al tiempo que se contrató el enlace entre ambos. 

Así, Diego de Alarcón podría acometer el desembolso de cien mil mrs. para el enlace matrimonial de su hija Catalina de Alarcón y, además, pagar a Martín de Alarcón- hermano de Diego- cien mil mrs. de toda la parte que le pertenecía de la herencia familiar. 

Lope de Alarcón había satisfecho a Martín de Alarcón el regimiento de la ciudad de Cuenca y cierto número de yeguas y vacas. 

Por último, mandaba a su hijo Juan Carrillo todos los heredamientos con sus renteros que tenía en Mezquitas y en sus labranzas y términos. 

Don Gabriel Condulmario, arcediano de Alarcón, canónigo de la Santa Iglesia de Cuenca, y provisor de dicho obispado, don Nuño Álvarez de Fuenteencalada, chantre de dicha Iglesia, y don Gonzalo Barroso, tesorero de ella, emitieron una sentencia arbitraria en 1474 por en el litigio entre Pedro Carrillo de Albornoz, señor de Torralba y Beteta, en nombre de doña Leonor, su hermana, viuda de Diego de Alarcón, señor de Valverde, y éste, sobre la restitución de la dote de dicha señora, y sobre la tenencia y posesión de las Veguillas por razón que durante el matrimonio se hicieron. Pedro Carrillo estaba representado por Juan de Morillas, vecino de Torralba, mientras que Pedro de Alarcón, hermano de Diego de Alarcón,  señor de Valverde y comendador de La Membrilla, acudía de la otra parte. 

Los jueces mandaron que Pedro de Alarcón pagara a Pedro Carrillo 400.000 mrs. por la dote y 50.000 mrs. por los reparos habidos en la casa de las Veguillas, y que Carrillo le entregara dicha fortaleza con todas las armas y pertrechos y otras cosas que en la casa estaban al tiempo que Pedro Carrillo la tomó.

Luego Doña Leonor Carrillo, viuda de Diego de Alarcón desde hacía seis años, tuvo que también reclamó en 1480 a su hermano Pedro Carrillo el pago de los 400.000 mrs. de su dote y arras que, en su nombre, había recaudado de Pedro de Alarcón, hijo y heredero de su marido fallecido. Pedro Carrillo fue emplazado a pagar dicha cantidad. Pedro Carrillo se negaba a ello como tantas veces anteriores.


Pedro Carrillo de Albornoz y su primo segundo el conde de Medinaceli realizaron diversasintromisiones en lugares pertenecientes al sexmo de la Sierra, como las aldeas de Alcantud, Cañizares, Fuertescusa, Arcos de la Sierra y Arbeteta, durante el año 1469.  




En 1480, Doña Isabel, reina, mandó a Sancho del Campo que pusiera los lugares de Alcantud, Cañizares, Fuertescusa, Palomares —un despoblado— y los términos de Los Masegosos en posesión de la ciudad de Cuenca, para lo que derribó los símbolos señoriales jurisdiccionales, la horca y la picota. 

Pedro Carrillo de Albornoz había acumulado ciertos bienes en estas villas que pertenecían a la jurisdicción de la ciudad de Cuenca. En Alcantud construyó una torre casa fuerte,

En 1479,  contra toda justicia, Pedro Carrillo de Albornoz usurpaba y ocupaba los términos de Palomares, Huerta Vellida, Cañizares y Fuertescusa de los condes de Priego, además de haberles tentado de les echar los dichos sus ganados fuera de los dichos términos.

En 1498, Los Reyes Católicos remitieron al corregidor o juez de residencia de Cuenca la queja de la ciudad sobre las aldeas de Alcantud, Cañizares y Arcos, que habían recibido grandes agravios de Pedro Carrillo de Albornoz, ya difunto. Éste tenía una casa fuerte en Alcantud e fasta dos vinadas de tierra, y temiéndose que Álvaro Carrillo, su hermano, ge la tomara, la derribó. Álvaro Carrillo solicitó a los mencionados lugares unos censos de pan a cambio.




martes, 13 de febrero de 2018

Hijos del primer duque de Huete.


Teresa de Acuña, hija de Lope Vázquez de Acuña y Carrillo de Albornoz y de su mujer Maria de Mendoza, primeros duques de Huete aunque por poco tiempo. 

Teresa de Acuña casa con Juan de Guzmán el de Illescas. Don Juan Ramírez, de Guzmán, a quien sus padres dejaron los Heredamientos de Illescas. Casó con Doña Teresa de Acuña, Hija de Don Lope Vázquez de Acuña y de Doña Maria de Contreras y Portugal, su Mujer. Con sucesión que emparenta con los condes de Montijo en el siglo XVII. Memorial de la calidad, i servicios de Don Cristóbal Alfonso de Solís i Enríquez, séptimo Adelantado de Yucatán, Señor de las villas, i lugares de Retortillo, Villar, Cempron, 1670. Redactado por José Pellicer (22 de abril de 1602, Zaragoza - 16 de diciembre de 1679, Madrid). Historiador, filólogo y poeta.

Hija del  del duque de Huete Lope Vázquez de Acuña y Carrillo de Albornoz. Hermana de Hernando cuya descendencia rehabilita el ducado de Huete al comenzar el siglo XX


Teresa de Acuña casa con Juan de GuzmánEl de Yllescas, hijo 2. de Vasco Ramírez de Guzmán, 2. señor del Castañar, y de Guiomar de Mendoza, hija de Rui Díaz de Mendoza , señor de Pelope y Benidorm, mayordomo mayor del rey de Navarra, nieto pat de Juan Ramírez de Guzmán, 1. señor del Castañar, hermano de Juan Ramírez de Guzmán, 1. señor de Teba y Ardales, y de Elvira de Guzmán, su sobrina, hija de Fernando Pérez de Guzmán, 2. señor de Batres , y de Marquesa de Avellaneda. 


Son sus hermanos y hermanas Hernán Vázquez de Acuña, Maria de Acuña, Beatríz de Acuña y María de Acuña, Inés y Beatríz de Acuña. 



Hernán Vázquez de Acuña, muere antes de 1480. Casa con  Mencía de Villodre, hermana de Juan de Villodre, vive Santa María del Campo, cerca de Belmonte, e hija de Juan de Villodre, según Salazar de Castro quizás el mismo que fue Falconero mayor del rey de Navarra, + 1426, y de Constanza Suárez. Padres, entre otros, de

Fernán II Vázquez de Acuña, dueño de los heredamientos de Alconchel y Santa María del Campo y el Molino de Angostura. Casa con Aldonza de Villaseñor, hija de Fernando de Villaseñor, alcaide del Sacro Convento y castillo de Calatrava (hermano de Juan de Villaseñor, comendador de Cieza), y de Constanza Gutiérrez de Tapia, nieta paterna de Diego de Villaseñor, alcaide de Segovia, y de María Seronis. Padres de Luis Vázquez de Acuña que casa con  Ana de Alarcón, su prima hermana, hija de Juan de Villaseñor, cabStg, comendador de Cieza, prov Castilla, y de Constanza de Alarcón, hija 3. de Pedro Ruiz de Alarcón, 2. señor de Buenache, de Villanueva del Río y Zarramarín, Guarda y Vasallo de Juan II, y de Mencía de Toledo, con sucesión que recayó a la 6. generación en la casa de la Mata-Linares, de la villa de Peñarrubia. 

Catalina de Acuña, dueña de los heredamientos de Montalbanejo, Casa con Fernando de Alarcón, señor de las villa de Lezuza y Munuera, hijo 2. de Álvaro Ruiz de Alarcón y de Juana de Gamarra, con sucesión, recaido en los marqueses de Corvera. 


María de Acuña casa con Diego de Avellaneda, señor de Langa y lugar de Oradero en Soria (x1. Guiomar Suárez, +), capitán y Vasallo del rey Enrique IV y de los Reyes Católicos, regidor de Toledo (1465), comendador de la Presa y del Hospital de Alarcón y Trece OStg, corregidor de Segorbe y de Medina del Campo, hijo de Diego de Avellaneda, señor de Villaverde, Rejas, Langa y Oradero, doncel y maestresala del rey Juan II, su Pregonero mayor (1442), Trece OStg, comendador de la Presa, regidor de Toledo, alcaide de las fortalezas de Escalona y Almonacid, y de Juana de Sesé.  Su hijo es comendador del hospital de Cuenca de la orden de Santiago.


Inés de Acuña, monja profesa y priora en el Real monasterio de Santo Domingo de Madrid. 


Beatríz de Acuña que casa con Antonio Rodríguez de Sotomayor, viven en Ayllón, obispado de Sigüenza.  




  • Carrascosa del Campo y Huete en la documentación del Archivo General de Simancas.


    A D. Juan de Velasco, prior de Uclés, y al doctor Alfonso Díaz de Montalvo, del Consejo Real, para que hagan información sobre la súplica que hizo Lope Vázquez de Acuña, del Consejo Real, para que se le devuelva la heredad de Albendea. Año 1471

    A las ciudades y villas del obispado de Cuenca para que se junten con D.Pedro Carrillo, conde de Priego, Juan Hurtado de Mendoza, guarda mayor de la ciudad de Cuenca y consejero real, y Honorato, su hijo, para hacer la guerra a D. Diego López Pacheco, marqués de Villena, y a Lope Vázquez de Acuña, los cuales están en 'la compañía del 'adversario de Portugal' Año 1476

    A las ciudades y villas del obispado de Cuenca para que se junten con D.Pedro Carrillo, conde de Priego, Juan Hurtado de Mendoza, guarda mayor de la ciudad de Cuenca y consejero real, y Honorato, su hijo, para hacer la guerra a D. Diego López Pacheco, marqués de Villena, y a Lope Vázquez de Acuña, los cuales están en 'la compañía del 'adversario de Portugal' . Año 1477

    La abuela materna de Lope Vázquez de Acuña, duque de Huete, era señora de Valdejudios, luego despoblado de Carrascosa del Campo.

    Comisión al corregidor de Huete para que entienda en la reclamación de Lope Vázquez de Acuña que tenía heredades en Carrascosa, término de Valdejudíos, y algunos labradores se las han ocupado indebidamente. Año 1497

    Posesión del lugar de Valdejudíos por Lope Vázquez de Acuña. Año 1477

    Demanda de dinero a los habitantes de Huete. Año 1477

    Devolución de bienes a Alvaro de Huete de los que le habían tomado cuando estuvo en compañía de Lope Vázquez de Acuña dando ayuda al 'adversario de Portugal'. Año 1477

    Confirmación de mercedes a Lope Vázquez de Acuña. Año 1477

    Devolución de bienes a Lope Vázquez de Acuña. Año 1477

    A Lope Vázquez de Acuña, a petición del concejo y vecinos de Castejón, para que no les demande cosa alguna de la renta de una heredad que tiene hasta que se cumpla el plazo del arrendamiento. Año 1477

    A Lope Vázquez de Acuña, a petición del concejo y vecinos de la ciudad de Huete, ordenándole que no les demande cosa alguna durante el tiempo de ciertos arrendamientos que les quedan por pagar. Año 1477

    Carta a Lope Vázquez de Acuña, a petición del concejo y vecinos de Carrascosa, para que no demande a éstos cosa alguna de la renta de cierta heredad que tiene hasta que se cumpla el plazo del arrendamiento. Año 1477

    Merced a Lope Vázquez de Acuña de bienes confiscados. Año 1477

    Comisión al Prior de Uclés y al comendador Pedro Ruiz de Alarcón, en el debate que Lope Vázquez de Acuña, sostiene con la ciudad de Huete en razón de ciertos vasallos y heredades que dice pertenecerle conforme a un capítulo inserto del concierto con SS. AA., cuando se redujo a su obediencia. Año 1478

    Entrega por Juan de Ávila de la fortaleza de Huete al capitán Juan Osorio. Año 1478

    Que Huete entregue a Lope Vázquez de Acuña lo que le corresponde pagar. Año 1478

    Que Huete pague a Lope Vázquez de Acuña dos cuentos de maravedís que le debe. Año 1478

    Revocación de contratos abusivos concertados por Lope Vázquez de Acuña y Huete. Año 1479

    Comisión sobre cuentas de arrendadores de Huete a Lope Vázquez de Acuña. Año 1479

    Devolución de heredades en Huete a Lope Vázquez de Acuña. Año 1479

    Deuda de Juan del Castillo, receptor de Huete, a Lope Vázquez de Acuña. Año 1479

    Sobre represalias que pretende Huete contra el lugar de Carrascosa. Año 1480

    Pago a Lope Vázquez de Acuña de derechos procedentes de las escribanías de Huete Año 1480

    Comisión sobre cuentas de arrendadores de Huete a Lope Vázquez de Acuña. Año 1480

    Abusos de Lope Vázquez de Acuña en heredades de vecinos de Auñón en Anguix. Año 1480

    Comisión sobre cuentas de arrendadores de Huete a Lope Vázquez de Acuña. Año 1480

    Comisión sobre restitución de pastos a Huete. Año 1480

    Amparo de heredades a Fernando de Gaona, tomadas por Lope Vázquez de Acuña. Año 1480

    Confiscación de ganado y bienes a Lope Vázquez de Acuña por Huete.  Año 1479. Comisión sobre restitución de pastos a Huete. Año 1480

    Sobre abastecimiento de gentes de guerra alojadas en Carrascosa. Año 1480

    Avocación y comisión de pleitos de Lope Vázquez de Acuña con vecinos de Huete. Año  1480

    A Francisco Rodríguez, de Illescas, sobre deudas a Lope Vázquez de Acuña. Año 1483

    Comisión al corregidor de Huete para que sea pagado Lope Vázquez de Acuña. Año 1484

    Pleito entre la ciudad de Cuenca y Lope de Acuña por La Piedra y Piedralueche. Año 1485

    Pleito entre Lope Vázquez de Acuña y el concejo de Huete por Huelves y Torrejón. Año 1485

    Pleito entre Lope Vázquez de Acuña y el concejo de Huete por daños en fortaleza. Año 1485

    Comisión al licenciado de Zorita para que como juez, determine en la demanda de Lope Vázquez de Acuña, contra ciertas personas de Cuenca y Huete, por deudas. Año 1486


    Que Huete no reciba a Alejo de Sandoval como guarda, hasta que se determine. Año 1478

    Que Lope Vázquez de Acuña ni Alejo de Sandoval usen cierto oficio en Huete. Año 1480

    Que Alejo de Sandoval no use el oficio de guarda mayor de Huete. Año 1484

    Provisión a petición de, la ciudad de Huete, para que, hasta tanto se determine en la Chancillería el pleito pendiente entre Alejo de Sandoval y Lope Vázquez de Acuña, por la posesión del oficio de guarda de la ciudad de que disfrutaba aquél, no se innove en ello. Año 1496

    Emplazamiento a petición de Lope Vázquez de Acuña, en el pleito que trata contra el concejo de Olmeda de la Cuesta por un censo que le tienen que pagar cada año. Año 1486

    Comisión al prior de Uclés sobre deudas a Lope Vázquez de Acuña. Año 1487

    Carta de justicia a petición de Lope Vázquez de Acuña y de su hijo Lope de Acuña, vecinos de Huete, en la que se ordena al licenciado Juan del Castillo, receptor y pagador en esa ciudad, que abone una libranza al dicho Lope Vázquez y devuelva los cohechos que llevó indebidamente a ambos. Año 1488

    Carta para que el licenciado Sancho de Zorita no conozca en un pleito de don Ça Cohen, judío, arrendador y receptor de ciertos partidos, con Lope Vázquez de Acuña. Año 1488


    Comisión al corregidor de Cuenca y Huete para que determine acerca de la prisión del moro Abdalla Castillo, que se halla en poder del alcaide de la fortaleza de Castillejo, por Lope Vázquez, que sospecha que tal moro tiene cierto dinero de su mujer Leonor de Aragón, difunta. 1488

    Devolución de bienes robados a Abdalla del Castillo, vecino de Huete. Año 1489

    Comisión a Juan Gómez, vecino de Alcalá de Henares, para que determine ciertos pleitos de Lope Vázquez de Acuña, con personas que cita. Año 1488

    Comisión al corregidor de Cuenca y Huete, a petición del lugar de Carrascosa, contra el cual pretende tomar represalias la ciudad de Huete so pretexto de las penas que en ella se hicieron cuando estaba sublevada por Lope Vázquez de Acuña, para el pago de la gente de guerra de, aposentada en aquel lugar.-Consejo
    .


    Comisión al licenciado de Zorita para que como juez, determine en la demanda de Lope Vázquez de Acuña, contra ciertas personas de Cuenca y Huete, por deudas.

    Al corregidor de Madrid, que se haga justicia a Luis y Sancho de Ribera los cuales reclaman el sueldo, por sus servicios, a Lope Vázquez de Acuña, de cuando estaban en la ciudad de Huete. Año 1490

    A los corregidores o alcaldes de Cuenca y Huete, que guarden una carta de Su Majestad. en que se manda no se vendan los bienes de Lope Vázquez de Acuña, sin pagar primero a doña María de Contreras, mujer de Lope de Acuña, hijo de aquél, la cual había prestado muchos maravedís al dicho su suegro. Año 1494

    Ordenando al corregidor de Cuenca que se restituyan a la ciudad de Huete los términos ocupados por el conde de Tendilla, propietario de la fortaleza de Anguix. Año 1493

    Ordenando al corregidor de Cuenca que se restituyan a la ciudad de Huete los términos ocupados por el conde de Tendilla, propietario de la fortaleza de Anguix. Año 1493

    Confirmación, a petición de Lope Vázquez de Acuña y su hijo Lope de Acuña, de cierta concordia que entre ellos asentaron, referente al socorro que el hijo había de pasar a su padre para remedio de sus necesidades. Año 1494

    Carta de justicia, a petición de Lope Vázquez de Acuña vecino de Huete, para que Alonso de Torres, vecino de Villamayor [de Santiago], y otras personas que tuvieron cargo de su hacienda como mayordomos mientras él estuvo ausente, den cuenta de tal mayordomía. Año 1494

    Emplazamiento a Fernando de Ribera, vecino de Huete, para que devuelva a Lope de Acuña, vecino de dicha ciudad, unas casas que indebidamente le había vendido Lópe Vázquez su padre, que eran bienes del mayorazgo, procedentes de su madre doña María de Contreras. Año 1494

    Incitativa, a petición de Lope Vázquez de Acuña, vecino de Huete, sobre que su mujer recibió al casarse una heredad sita en término de esa ciudad, llamado Naharros, la cual ciertas personas se la han tomado, y pide se la restituyan. Año 1495

    Incitativa para que se devuelva a Lope Vázquez de Acuña un heredamiento procedente de la dote de su esposa doña María de Mendoza, hija de Diego Hurtado de Mendoza, ya difunto, el cual había sido tomado por unos vecinos de Naharros, lugar de la ciudad de Huete. Año 1495

    Que el corregidor de Huete se informe sobre si Naharros es término de dicha ciudad y si los pleitos que tratan los vecinos de este lugar con Lope Vázquez de Acuña y consortes, vecinos de la repetida ciudad, favorecen ésta y al lugar antes mencionado, en cuyo caso se deberán seguir a costa de los propios y rentas de la ciudad sobredicha. Año 1498



    Alvar Gómez de Ciudad Real, secretario que fue del rey Enrique IV y miembro de su Consejo.

    1482, noviembre, 16. Madrid. 

    Licencia concedida por los Reyes Católicos a Alvar Gómez de Ciudad Real, secretario que fue del rey Enrique IV y miembro de su Consejo, para que establezca mayorazgo a favor de su hijo mayor Pero Gómez, incluyendo en él las armas que le otorgó dicho rey [Enrique IV]. 

    Inserta en la provisión de los Reyes Católicos (1495, febrero, 23; Madrid) junto con una cédula del rey Enrique IV y otra licencia de los mismos reyes para que se entregasen a Pero López de Orozco, viudo de doña Aldonza, hermana de Pero Gómez de Ciudad Real, hijos de Alvar Gómez de Ciudad Real, y tuviesen el mismo efecto que las escrituras originales que se entregaban al citado Pero Gómez de Ciudad Real. AGS, RGS, 1495, fol. 6. 3.







    Un asesinato en Carrascosa del Campo.


    En efecto, la noche de San Silvestre de 1694 dos jóvenes, León Bartolomé de la Fuente, estudiante de Alcalá y su primo Juan Solana asesinan a otro hombre joven, pacífico y tranquilo y, por lo que se puede deducir, recientemente casado: Marcos García Bermejo. El día 1 de enero de 1695 se celebran elecciones de las que salen elegidos alcaldes ordinarios Felipe García Bermejo, cuñado de la víctima, y José del Horno (actualizo nombres y apellidos). Estos apellidos son los de los líderes de los dos bandos en que se halla dividido el pueblo desde 1683: Solanas y García Bermejos, a veces designados también como los «Bartolomeses». 

    ESCENARIOS DE LA CONFLICTIVIDAD: ELECCIONES MUNICIPALES EN LA CORONA DE CASTILLA A FINES DEL SIGLO XVII. Carrascosa del Campo 

    Libro muy interesante sobre la situación del concejo de Carrascosa a fines del siglo XVII

    En una y otra familia se introducen mayoritariamente los apellidos del pueblo, los Elvira y García Valenciano con los Solana y otros. Un listado de los alcaldes entre 1683 y 1695 desgrana incansable los apellidos Solana y García Bermejo, 7 veces aquéllos por 5 éstos. Hablamos de 13 años, es decir, 26 alcaldes ordinarios, por tanto casi todos los años hay un Solana o un Bermejo al frente del pueblo.

    Si descendemos a los escalones inferiores de regidores y otros oficios, el abanico se amplía, pero también ahí están los Solanas y Bermejos junto con sus peones de brega: los Carlavilla (divididos en sus fidelidades), los Bartolomé de la Fuente, Quintero de Espinosa, García Acebrón, García Valenciano, etc. 

    El ayuntamiento de Carrascosa es, por tanto, «un asunto de familias». 


    1694.12.31. Carrascosa del Campo 

    Información de un asesinato, cometido en la villa de Carrascosa del Campo. Empieza: Don Pedro de la Solana y consortes, vezinos de la villa de Carrascosa del Campo, dezimos:... Impreso en cuatro hojas en folio. S. l., s. i. ni a. (¿1694?). T-61, fº 176 a 179. 

    (¿1696?) 
    Por don Pedro de la Solana, Juan Luis de la Solana, Pedro Garcia Bermejo, Juan Lopez Ossorio y demas consortes en el pleyto criminal que de oficio de Justicia y despues de Orden del Consejo se les fulminó haziendolos complices en la muerte que se dió a Marcos Garcia Bermejo, y otras cosas contra los alcaldes ordinarios de la Villa de Carrascosa del Campo y los juezes que de orden del Consejo conocieron de esta causa. 

    Por el Licdo. Francisco Ventura de Callejo y Urbina. Impreso en 22 hojas en folio. 

    (1695) Declaración de D. Pedro de Solana, y demás vecinos de Carrascosa del Campo, sobre que el 31 de Diciembre de 1694 dieron muerte, Juan de la Solana y León Bartolomé de la Fuente, a Marcos García Bermejo, que iba en compañía de Alejandro de Zafra. Empieza: Don Pedro de la Solana y demas consortes, vezinos de la villa de Carrascosa del Campo, dezimos... Impreso en cuatro hojas en folio. S. l., s. i. ni a. (1695). X-26, fº 309 a 312.

    Don Pedro de la Solana, Juan Luis de la Solana, Pedro García Bermejo, Juan López Ossorio, y demas consortes en el pleyto criminal que de oficio de justicia, y después de Orden del Consejo se les fulminó, haziendoles complices de la muerte que se dió a Marcos García Bermejo.

    Gentes que fueron de Palomares, aldea de Huete

    Sin fecha Tabla genealógica de la familia de Leruela. 


    Miguel Caja de Leruela (Palomares del Campo (Cuenca) 1562? 1570? - Palomares del Campo (Cuenca) 1631), fue un economista y magistrado. 


    Estudió leyes y ejerció como abogado en Madrid. Fue designado juez a comienzos del siglo XVII. Entre 1623 y 1625 fue Alcalde Mayor Entregador de la Mesta, lo que le permitió un completo análisis de los problemas de la ganadería. En 1625 presentó un memorial a las Cortes que , fue publicado en 1627 como "Discurso sobre la principal causa y reparo de la necesidad común, carestía general y despoblación de estos reinos". Sus propuestas agronómicas se adelantaron a las teorías del siglo XVIII.
    En 1631 publicó en Nápoles, siendo fiscal de la Visita del Reino de Nápoles su "Restauración de la abundancia de España", en la que recogió y amplió las ideas expuestas en el Discurso. Su pensamiento económico se centraba en la ganadería como fuente de riqueza, de todas formas es interesante el análisis que realiza sobre las causas de los problemas de la economía española. Caja de Leruela era de la opinión que el oro traído desde el continente americano no había dado lugar a una gran prosperidad. En efecto él dice:
    "No bastan las riquezas y tesoros que las monarquías acumulan de otras provincias, a suplir el defecto de los frutos nativos de la patria. Antes son causa de distraerse los naturales, y dejar sus propias tierras incultas, como ha sucedido en España. Pues, cuanto oro y plata le entra de las Indias parece tesoro de duendes, y que el mismo viento que lo trae lo lleva, después que los españoles pusieron su felicidad temporal en adquirir estos metales, menospreciando sus labores y pastorías."
    Este libro incluye uno de los análisis más interesantes y detallados de la economía española del siglo XVII, un escrito que se enmarca en la literatura utópica socialista. Caja de Leruela defiende la idea que la edad de oro, se corresponde con la abundancia de ganado. Por ello exalta al ganado y la vida pastoril con su carácter utópico y bucólico. En su obra Caja de Leruela presenta un concepto basado en una nacionalización de los pastos y que a cada campesino se le provea de un número suficiente de cabezas de ganado para que pueda ganarse su sustento, lo cual es claramente un concepto de corte socialista.

    Empieza en Miguel de Leruela, natural de Palomares (Cuenca). Termina en su nieto Jerónimo de Villamayor y de Leruela, I marqués de Villamayor, caballero de la Orden de Santiago. D-27, fº 217 v. Nº 24843 del inventario. 

    Jerónimo de Villamayor y Leruela, de las Cuentas y Llerena, I marqués de Villamayor, caballero de Santiago, capellán mayor de las Descalzas Reales de Madrid, de los Consejos de las Ordenes, de Castilla y de la Cruzada. 



    GEGERÓNIMO AGUSTÍN DE VILLAMAYOR (D.), I Marques de Villamayor, hijo de Don Francisco de Villamayor, Caballero de la Orden deSantiago , Secretario del Rey, natural de Toledo , y de Doña Manuela de Leruela y Caxa, que lo era de Madrid , fué Caballero de la Orden deSantiago, por merced hecha á su padre, á consulta del Consejo de Aragon de 29 de Abril de 1643, con facultad de elegirse á sí ó á un hijo; circunstancia que recayó sobre Don Gerónimo, á quien el Consejo mandó dar título en 13 de Enero de 652. Obtuvo plaza de Ministro del Consejo de las Ordenes , y casó en 15 de Diciembre de 1667 en el Palacio Real, con Doña Magdalena Marcela de Liaño y Carrillo. Despues fué del Consejo Real de Castilla : y muerta su esposa en 22 de Agosto de 1682 , viviendo en la Parroquia de Santiago, y no habiendole quedado sucesion , se ordenó de Sacerdote. El dia 2 Ue Septiembre de 687 fué admitido por Congregante de la Venerable de Sacerdotes Naturales de Madrid. S. M., atendiendo á sus méritos y circunstancias, le condecoró con el título de Castilla, y con el puesto de Capellan Mayor del Convento de las Señoras Delcalzas Reales de esta Corte, con retencion de la plaza de Castilla, que sirvió hasta su muerte, que sucedió en Madrid á 2 de Diciembre del año 17o1, y se le dió sepultura en el Real Convento.

    Tabla genealógica de la familia de Leruela. 

    Empieza en el licenciado Miguel de Leruela. Termina en su tercera nieta doña Francisca de Angulo y de Albizu, hija de los III marqueses de Villamayor, casada con Andrés de Medrano, conde de Torrubia, caballero de Santiago.

    Sin fecha Tabla genealógica de la familia de Covarrubias, vecina de Toledo. Empieza en Sebastián Martínez de Leyva, casado con doña María de Covarrubias. Termina una rama en su tercer nieto Fernando de la Vega y Covarrubias, caballero de Santiago en 1601. Otra rama termina en su quinto nieto Francisco Ruiz de Alarcón y Ramírez de Miñano, señor dePalomares, caballero de Santiago. D-29, fº 26 v. Nº 25285 del inventario. 


    El Infantado de Huete y demás cosas sobre Huete.........

    El Infantado de Huete.

    A mediados del siglo XV era de Álvaro de Luna, Contestable de Juan II de Castilla.

    1470, septiembre, 27. Belmonte. 

    Escritura de trueque y permuta de las villas de Alcocer, Valdeolivas y Salmerón, que componen el Infantado de Huete, propias de Juana de Luna, herencia de su padre  y de su abuelo el Condestable, condesa de San Esteban de Gormaz, marquesa de Villena, hija de Juan de Luna, nieta de Álvaro de Luna, mujer de Diego López Pacheco, II marqués de Villena, por la ciudad de Alcaraz, propia del rey Enrique IV. Juana de Luna actúa con licencia del marqués, su marido, dada ante Diego González de Porres, escribano real y notario público, y los siguientes testigos: Gómez de Miranda, prior de Osma y Cristandara, y Juan de Victoria, criados ambos del maestre de Santiago. La permuta se otorga ante Juan de Oviedo, escribano de cámara del rey y su secretario y notario público, y los siguientes testigos: Andrés de Cabrera, mayordomo del rey; Fernando de Pareja, adelantado mayor del reino de Galicia; el licenciado Antonio Ramírez de Ciudad Rodrigo; y Agustín Despidolán, todos ellos del Consejo Real. RAH, col. Salazar, 9/816, fol. 304v-306. Sacada del original del archivo ducal del Infantado. 

    Colección Salazar y Castro

    Conservada en la Real Academia de la Historia, está formada por los papeles reunidos por D. Luis de Salazar y Castro (1658-1734). Contiene numerosos documentos originales y en copia (textos medievales, escrituras, memoriales, cartas) y es muy abundante la documentación relacionada con la genealogía, heráldica y nobiliaria. Para conocer su contenido se puede consultar:
    Cuartero Huerta, BaltasarÍndice de la Colección de don Luis de Salazar y Castro / Baltasar Cuartero Huerta y Antonio Vargas Zúñiga, Marqués de Siete Iglesias. Madrid : Real Academia de la Historia,1949-1979. 49 vols.
    B 73 MAD ACAD HIST
    Este catálogo también puede consultarse en pdf en la página de la RAH.
    SALAZAR Y CASTRO, Luis de (1658-1734) Nació en Valladolid de familia hidalga burgalesa. Consagrado a los estudios genealógicos, alcanzó, ya en su tiempo, gran renombre. En 1686 se le concede el título de Caballero de la Orden de Calatrava y en 1689 el rey Carlos I I le otorga la futura sucesión del oficio de Cronista de Indias, cargo que desempeñará desde 1697 hasta su muerte. Su casa se convierte en centro intelectual de la corte de Felipe V. La enorme colección de sus documentos , proviene no sólo de los que utilizó para escribir sus obras básicas "Historia geneal6gica de la Casa de Silva" e "Historia genealógica de la Casa de Lara", sino también de los archivos que visitó en toda España al ser designado informante de los expedientes de ingreso de los caballeros de la orden de Calatrava. - Ingreso: en 1850, procedente de la Biblioteca de las Cortes . - Contenido : documentos manuscritos ,originales y copias e impresos, referentes a los siguientes temas: Heráldica y Genealogía ( testamentos, fundaciones de mayorazgos, capitulaciones matrimoniales etc.),Ordenes Militares, gobierno y relaciones internacionales de los reinos de Castilla y Aragón, fueros y privilegios del Reino de Valencia, crónicas e historia de nuestros Reyes etc. En esta importante colección encontramos documentos desde la Edad Media hasta 1734. - 1.498 vols (78.584 documentos). Autógrafos del propio Salazar o de sus amanuenses.

    1470, noviembre, 12. Dueñas, Palencia. 

    Carta de Fernando [el Católico] a Juan II de Aragón, su padre, alegrándose de su restablecimiento; agradeciéndoles el envío de un tesorero a Valencia y el haber hecho que, como rey de Sicilia, entrase en la liga de Italia; que le incluía carta del doctor Maestre [Lorenzo] Badoz, en la que éste comunicaba detalles de la enfermedad que había padecido; que obedecería en todo al arzobispo de Toledo [AlonsoCarrillo de Acuña]; entrevista que pensaban celebrar ambos reyes en Huete; y otros asuntos. BN, Ms. 20.211-56  El cronista Alonso de Palencia, nº 35, pp. 110 y 111.


    1470. Cédula de Enrique IV por la que promete a Íñigo López de Mendoza, [I] conde de Tendilla, “mi pariente e criado e vasallo e de mi Consejo”, 

    que en febrero de 1471 le dará la gente de pie y de caballo que le requiera, para así poder entregarle el castillo de Peña de Alcázar, del que, en agradecimiento por sus servicios, le había hecho merced con seiscientos vasallos cercanos. Para cumplimiento de lo cual, le había ya prometido darle setecientos vasallos de la tierra de la ciudad de Huete, o de la de Cuenca, o de la de Soria, o de la villa de Ágreda, 

    para participar en su cerco y toma, y también 500.000 maravedíes como ayuda para hacer una fortaleza donde él quisiese, y hasta que esto tuviera efecto, le concedió 250.000 maravedíes anuales situados en el sexmo del aceite de la ciudad de Sevilla. Además, solicitó al Papa que proveyera a Diego de Mendoza, hijo del conde, deán de Sigüenza, el primer obispado que quedase vacante en sus reinos, si dicho deán quisiera aceptarlo. Y, asimismo, le promete que, si el rey de Aragón requisase cualesquier bienes de los que el conde tiene en los territorios de éste, le hará enmienda y equivalencia en [la Corona de] Castilla. El rey. Juan de Oviedo. Al reverso, se hallaba la promesa hecha en 18 de septiembre de 1470 al conde por Juan Pacheco, maestre de la Orden de Santiago, [I marqués de Villena, duque de Escalona], de que se esforzaría porque el rey cumpliera este compromiso, jurándolo y haciendo pleito homenaje de ello como caballero en manos de Agustín de Spínola. RAH, col. Salazar, 9/811, fol. Original del archivo de Mondéjar. 

    1470. 

    Privilegio de Enrique IV por el concede varios vasallos, por juro de heredad, en tierra y jurisdicción de la ciudad de Huete a Íñigo López de Mendoza, primer  conde de Tendilla, su vasallo y de su consejo, por sus servicios en los tiempos “de mis nescesidades teniendo mi voz”, por la guarda de la reina y la princesa, y en compensación por los 300 vasallos de merced que le hizo su padre Juan II y luego no recibió, así como por la embajada ante el papa Nicolás V. El rey. Juan de Oviedo, secretario. Registrada. RAH, col. Salazar, 9/816, fol. 352-355v.

    1471, febrero, 15. Madrid. 

    Enrique IV ordena a sus contadores mayores que libren a Alfonso de Badajoz, su secretario, los 60.000 maravedíes de que le ha hecho merced para la liberación de dos hermanos suyos que están presos en el castillo de Almonacid, que es del arzobispo de Toledo, y fueron puestos en la fortaleza por rehenes de su hermano, Garci Méndez de Badajoz, cuando éste fue preso en su servicio en la ciudad de Huete. AMS, AC, 1471, Jun-Jul, fol. 42. Cédula de Enrique IV. Copia simple.


    Enrique IV, en 1464, entregó la villa y la fortaleza de Huete al marqués de Villena —tutor de don Alfonso— para realizar la toma de posesión en nombre del infante, encargada a Lope Vázquez de Acuña, cuya adscripción al bando alfonsino era completa al ser nombrado Camarero mayor de las armas y recibir importantes sumas de dinero. Los vecinos de Huete trataron de recuperar el control de la ciudad al llamar al capitán García Méndez de Badajoz, que no pudo alcanzar su objetivo de derrotar a las tropas del arzobispo toledano Carrillo3

    Los abusos de poder de Lope Vázquez de Acuña sobre los vecinos de Huete motivaron la llamada de éstos al capitán García Méndez de Badajoz, defensor de la causa enriqueña, quien en invierno de 1465 intentó tomar la ciudad, pero fracasó ante las tropas del arzobispo toledano Carrillo.


    1474, noviembre,  Estremera. 

    Cédula de Enrique IV por la que hace merced de la ciudad de Huete y su tierra a Lope Vázquez de Acuña, su camarero mayor “de las armas” y de su consejo, en agradecimiento a su lealtad (“leal y buen amigo”), y a sus servicios, especialmente en la liberación del marqués de Villena, según le tiene prometido como “leal caballero”, por juro de heredad. La meced incluye la fortaleza de la ciudad con su tenencia y propiedad, el señorío de la misma y los vasallos a ella pertenecientes. Quiere el rey que pueda utilizar dicho título desde el día de Navidad y que sea para él y sus sucesores. De mano propia “A vra. honra y bien” Yo el Rey. Juan de Oviedo, secretario del rey, la hizo escribir. RAH, col. Salazar, 9/288, fol. 296-297. Sacada del archivo de los duques de Medinaceli.

    1477. Toledo. 

    Cédula de los Reyes Católicos a la ciudad de Huete aceptando una petición para que le sean devueltas las dehesas, términos y heredamientos que Enrique IV dio en merced a determinados caballeros y otras personas yendo en ello contra sus privilegios, y ordenan cumplir una petición de las Cortes de Santa María de Nieva de 1473, que insertan, que trata de la revocación de mercedes que el rey ha hecho en los últimos 10 años. El rey. La reina. Alfonso de Ávila, secretario real. Iohannes doctor. Antonius, doctor. Registrada. Diego Sánchez. AGS, RGS, 1477-XII, fol. 6. 


    1480, abril, 5. Toledo. 

    Provisión de los Reyes Católicos ordenando a las ciudades y villas de sus reinos y a los recaudadores y arrendadores de sus rentas, el embargo general de los maravedíes que estaban salvados y situados en sus rentas desde que empezó a reinar Enrique IV. Se indica que los procuradores del reino reunidos en Cortes han pedido que se intervenga en las rentas reales y por ello ordenan dicho embargo. El rey. La reina. Alfonso de Ávila, secretario real. Registrada. Diego Sánchez. Relación de ciudades y obispados a donde fueron enviadas circulares de la presente provisión: Cuenca y Huete; Salamanca y Ciudad Rodrigo; Murcia y obispado de Cartagena; Badajoz; Córdoba; Medina del Campo y obispado de Ávila; Sevilla con su arzobispado y Cádiz; Jaén y su obispado, con el maestrazgo de Calatrava y priorazgo de San Juan; Segovia; Toledo y su obispado; Ciudad Real; Trujillo, Cáceres; Valladolid y su Infantado; Burgos; Alcaraz, Campo de Montiel; (roto); Toro y Zamora; León; Guadalajara y Osma; Sigüenza; Calahorra; Santiago, Tuy, Orense, Lugo y Mondoñedo. AGS,  Registro General del Sello, vol. II, nº 3149.

    1480, mayo, 3. Toledo. 

    Provisión del Consejo de los Reyes Católicos al corregidor de Cuenca y Huete, ordenando hacer pesquisa en Cuenca para averiguar quiénes robaron la casa que Alfonso González de Guadalajara, tesorero, tenía en la orilla del río, y que le haga justicia. Se indica que Alfonso González, siendo tesorero de la casa de la moneda de Cuenca, hizo a su costa dicha casa para afinar los vellones y la plata para labrar cuartos y reales que Enrique IV ordenó acuñar en ella; durante los pasados movimientos y guerras tuvo que salir de la ciudad y, para que no se tomasen los vellones y plomos que tenía en la casa, los echó al río para sacarlos cuando los tiempos fuesen más seguros, cerrando y atrancando después la casa. Pero cuando más tarde envió a algunos lavadores para que sacasen del río lo que había dejado, se encontraron la casa derrocada sin teja ni madera. Estima la pérdida global en unos 200.000 maravedíes. Nunius doctor. Antonius doctor. Don Sancho. Fernandus doctor. Vista, Iohanes doctor. Juan Díaz de Lobera, secretario real. Registrada. Diego Sánchez. AGS, Registro General del Sello, vol. II, nº 3440.

    Alfonso González de Guadalajara hijo del del rey en Cuenca el escribano de cámara Alfonso González de Guadalajara, en 1417.


    1481, julio, 15. Trujillo. 

    Provisión de Isabel I a Juan de Velasco, prior de Vélez, y al doctor Alonso Díaz de Montalbo, ambos de su Consejo, ordenando restituir a su vasallo Lope Vázquez de Acuña, miembro del Consejo, la heredad de Almendra, en el término de la ciudad de Huete. Se indica que la reina firmó con Lope Vázquez un asiento cuando entró a su servicio por el que se estipulaba la restitución de todos los vasallos, heredamientos y bienes raíces que tenía en el momento de morir Enrique IV. Le impidió la posesión Pedro de Sancho Martín, curador de Juan Nieto, hijo de Pedro Nieto, que presentó una carta de la reina ordenando que tuviese tal heredamiento. La reina. Fernando Álvarez de Toledo, secretario real. Registrada. Diego Sánchez. AGS, RGS, 1474-1474, fol. 15.

    Almendra pudiera ser el actual pueblos de Almendros situado cerca de Villas Viejas que era dehesa de Huete y junto al conocido como Castillejo de Saelices que era de los Acuña.


    1484, octubre, 29. Sevilla. 

    Provisión de los Reyes Católicos a la ciudad de Huete, ordenando que no use del oficio de guarda mayor Alejo deSandoval, sino Lope Vázquez de Acuña, en virtud de cierta capitulación que los reyes firmaron con él para mantenerle todos los bienes que tuviere en el momento de morir Enrique IV. Consejo. AGS, RGS, 1484-X, fol. 105. 

    1494, noviembre, 10. Madrid. 

    Provisión de los Reyes Católicos a fray Fernando de Santoyo, prior del convento de Vélez, para que cumpliendo la ley establecida por Enrique IV que prohíbe la intromisión de los jueces conservadores eclesiásticos en asuntos profanos, no intervenga en el pleito entre Fernando Sánchez Benito, vecino de la villa de Valdeolivas, por sí y por su madre y sus dos hermanas, como demandado, y Mateo de Tazo, también vecino de esa villa, por tres viñas en ese mismo lugar que el último donó al convento de Santa María de la Merced de la ciudad de Huete. Don Álvaro; Iohanes doctor; Andrés doctor; Gundisalvus doctor; Petrus doctor. Juan de Bollano, escribano de cámara. AGS, RGS, 1494, fol. 111.


    1495, mayo, 11. Madrid. 

    Provisión de los Reyes Católicos a fray Fernando de Santoyo, prior del convento de Vélez, para que guarde la provisión dirigida a él por los mismos reyes (1494, noviembre, 10) por la que le ordenaban que, cumpliendo la ley dictada por Enrique IV prohíbe la intromisión de los jueces eclesiásticos en asuntos profanos, no intervenga en el pleito entre Hernán Sánchez Benito, vecino de Valdeolivas, por sí y por su madre y sus dos hermanas, como demandado, y Mateo de Tazo, por tres viñas de los demandados, en Valdeolivas, que dicho Mateo donó al convento de la Merced de la ciudad de Huete, ya que dicho prior había aceptado la orden real de palabra pero no de obra, y seguía demandando a Hernán Sánchez Benito y levantaba las censuras eclesiásticas impuestas sin razón por ser una asunto profano. Don Álvaro; episcopus [...]; Iohanes doctor; Felipus doctor; Iohanes doctor. Juan de Bolaño, escribano de cámara. AGS, RGS, 1495, fol. 123.


     Priores del convento de Uclás. El primero fue Pedro Manrique de Lara (†1481), conde de Paredes, al que le siguieron los priores Juan de Velasco (†1492) y Hernando de Santoyo (†1516) y por último, el adelantado de Cazorla Pedro Hurtado de Mendoza (†1505).

    1497.08.00. Medina del Campo Cédula de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, a Fernando de Santoyo, prior de Uclés en la Orden de Santiago, y a Pedro Manrique de Castilla, comendador mayor de Castilla en dicha Orden, mandándoles convocar Capítulo general de dicha Orden, que había de celebrarse el 31 de octubre. Original, con la firma de ambos Reyes. A-11, fº 169. Nº 1108 del inventario. Nivel de descripción: Documento.

    1500.06.17. Pamplona Carta de Juan de Labrit, rey de Navarra, a los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, en recomendación de Fernando Santoyo, prior de Uclés en la Orden de Santiago, a quien se le había despojado de su priorato. Original, con esta firma: El Rey de Navarra y Obediente Sobrino Johan. A-11, fº 261. Nº 1153 del inventario. Nivel de descripción: Documento.

    1494, noviembre, 22. Madrid. 

    Provisión de los Reyes Católicos a fray Martín de Medina, prior del monasterio de Santo Domingo y juez conservador del convento de Santa María de la Merced de Huete, para que, cumpliendo la ley dictada por Enrique IV en las Cortes de Córdoba de 1455 que prohíbe la intromisión de los jueces conservadores eclesiásticos en asuntos profanos, no intervenga en el pleito entre Alonso López, vecino de Tragacete, como demandado, y Gil Fernández y su mujer, vecinos de Albendea, aldea de Huete, remitido a este juez a petición de dicho convento de la Merced, por ser laicos y el asunto profano, perteneciendo por tanto a la jurisdicción real. Don Álvaro; Iohanes doctor; Andrés doctor; Gundisalvus licenciatus; Filipus doctor. Alonso del Mármol. AGS, RGS, 1494, fol. 462.


    Íñigo de Mendoza, arcediano de Huete, hijo de Ruy Díaz de Mendoza, mayordomo mayor del rey Juan II. Conde de Castrogeriz.

    Fernando Sánchez de Huete racionero de la iglesia catedral de Toledo

    También se conoce el traspaso de una tierra en Jarandilla, aldea de Huete, que es donde dizen La Rinconada, que linda con el arroyo Vindel de una parte y del camino que viene de Vindel a Alcantud, realizado por Lope Vázquez a favor de su pariente por los Acuña y los Mendoza Diego Carrillo Hurtado de Mendoza, conde de Priego. El pago total ascendía a 4.000 mrs. y fue efectuado por Pedro Castillo en nombre del conde de Priego. 

    El noble Acuña continuaba reclamando en 1497 la devolución de algunas heredades en Carrascosa y el término de Valdejudíos, que algunos labradores de Huete tenían ocupados